Talleres y encuentros

La iglesia de San Lorenzo se ha configurado, desde el principio, como un lugar de sinergias y encuentros muy especial; un lugar recuperado para la ciudadanía que llena sus muros con el eco de sus múltiples inquietudes y anhelos. El escritor Antonio Muñoz Molina insufló el primer aliento a este espacio en el que durante siglos solo se escuchaba el aleteo de las palomas, convocando en su ancha nave a un público ávido de sabiduría y cordura. Desde entonces, son varios los encuentros que han tenido lugar con el académico y premio Príncipe de Asturias de las Letras nacido en Úbeda.

Del convenio realizado por la Fundación Huerta de san Antonio (FHsA) con la Universidad de Educación a Distancia (UNED) —en su sede de Úbeda— se derivan iniciativas tan interesantes como la realización de un curso académico dedicado a la obra poética y literaria de Joaquín Sabina, otro de los ubetenses más ilustres y «parroquianos» de San Lorenzo. Igualmente estrechos son los lazos con la Universidad de Jaén, entidad con la que la FHsA ha organizado en San Lorenzo un seminario internacional para tratar temas de cooperación y desarrollo en África, así como con la Fundación Internacional Baltasar Garzón, en la organización de una mesa redonda para debatir asuntos sobre derechos humanos.

El insólito escenario de San Lorenzo, un edificio que aglutina en sus muros las cicatrices de cientos de años, invita al desarrollo de diversos talleres con altas dosis de creatividad, de fotografía, de cine, o psicología para aprender a controlar nuestra mente.

Muchas de estas actividades son posibles gracias a las continuas mejoras que la FHsA viene realizando en algunas de las dependencias de San Lorenzo, como es la Sacristía y la Sobresacristía. Ambos son espacios idóneos, dotados con las instalaciones necesarias, para desarrollar actividades que requieren de un aforo más reducido.

 

Navigate