El enigma del arco románico

Durante las obras de rehabilitación urgente de la iglesia de San Lorenzo apareció un arco románico oculto tras los muros. La extraordinaria pieza de arte se encuentra embutida, a su vez, en otro arco de estilo gótico. Hecho que plantea numerosos interrogantes.

El enigma del arco románico de la iglesia de San Lorenzo despierta el interés y la curiosidad de los visitantes. Es una de las escasas muestras de arte románico tardío o protogótico de la ciudad de Úbeda. Apareció de forma casual, al intervenir en el muro de la antesacristía que sufría serios desperfectos. Nos percatamos, entonces, de que había un espacio hueco que, al forzarlo, dejó al descubierto parte del arco románico. La sorpresa fue mayúscula, ya que se encontraba en perfecto estado de conservación. Quizás por el hecho de haber estado emparedado entre los gruesos muros de la iglesia de San Lorenzo.

Pero la sorpresa fue en aumento cuando descubrimos que el arco románico estaba embutido en otro mayor de estilo gótico, es decir, de una época posterior. Junto a este arco de estilo ojival apareció otro con las mismas características y proporciones, que también había permanecido cegado e ignorado hasta entonces. Sin embargo, en contra de lo que esperábamos, en este último arco o vano gótico no había contenido ningún arco románico.

A partir de aquí surge el enigma del arco románico de la iglesia de San Lorenzo. Si los ventanales o los arcos góticos de la antesacristía se realizaron después que el arco románico, ¿porqué decidieron conservar este? ¿Y porqué se hizo solo en uno de los ventanales? Suponemos que estos, en su origen, estarían tapados con vidrieras multicolores, como era costumbre en el gótico. Pero, de ser así, el arco románico parece ser un estorbo. ¿Acaso alguien lo colocó en ese lugar después, cuando los ventanales ojivales dejaron de tener uso? ¿Quizás quería preservarlo? ¿O puede que esto no sea tan extraño y halla ejemplos en otros lugares con esta singular composición? ¿Los conoces? ¿tienes alguna explicación o hipótesis? Nos gustaría conocerla.

Arco tardorrománico de la iglesia de San Lorenzo de Úbeda. Estudio gráfico de Baltasar Raya
Lacería y flores de lis

Dejando en suspenso el enigma del arco románico de la iglesia de San Lorenzo, hay que decir que es una pieza arquitectónica de gran belleza y singularidad. Está contenida en un vano ojival de casi tres metros de altura por uno de ancho. Y la componen un arco de medio punto partido en dos mitades. Su trasdós está decorado con figuras geométricas y flores de lis. Un símbolo cristiano este último que alude a la pureza de la Virgen María. Pero también podría ser la flor que distingue el escudo de armas del obispo que, en aquel tiempo, sufraga las reformas del templo.

El intradós del arco románico está recorrido por una moldura tórica ligeramente apuntada. Y en sus jambas se adosan una especie de capiteles decorados con helechos y con la cruz de San Andrés. El vano ojival que contiene el enigmático arco de San Lorenzo, presenta a ambos lados una moldura tallada con una elegante cenefa vegetal. Este último motivo decorativo se halla también en la Sinagoga del Agua de Úbeda. En uno de los sillares de un muro que debió de construirse con materiales reutilizados. ¿Proviene esta pieza de la iglesia de San Lorenzo? ¿Es acaso una cenefa del mismo artesano que trabajó en ambos edificios? Como ves, todo son interrogantes en torno al arco románico de San Lorenzo…

Leave A Reply

Navigate